T.C.A.  EN  VARONES                      Consulta Psicológica


Anorexia    Bulimia    C. Compulsivo   Ansiedad    T.Obsesivo   Obesidad      IMC  Violencia de Género  Trastornos sexuales


 

ANOREXIA NERVIOSA EN LOS VARONES

La anorexia es más frecuente en las mujeres que en los varones pero esto no quiere decir que no haya hombres que lo padezcan, son pocos pero los hay (no llegan a 100 los casos descritos por la literatura médica antes de 1986).

Debido a que son pocos los varones que la padecen, se ha llegado a considerar diferente de la anorexia femenina. Se han hecho comparaciones entre las características clínicas y evolutivas de varones y mujeres anoréxicos:

El primer estudio se hizo en 1985 en el departamento de Psiquiatría de la universidad de Munich y en el instituto Max- Planch en donde se compararon las características de 29 anoréxicos con 23 anoréxicas. Se llegó a la conclusión de que la edad media de inicio del trastorno es la misma para ambos sexos. El 95% de los varones manifestó una negación de la enfermedad, hiperactividad, ideal de delgadez, fobia al peso y dieta. Los síntomas bulímicos se dieron en el 76% de ellos siendo considerados restrictivos el 24 %. Los vómitos se produjeron en la mitad de los pacientes. Esta sintomatología es igual en las mujeres pero con algo más de intensidad que ellos: manifestaban más quejas somáticas, más preocupaciones específicas, más ansiedad relacionada con los temas sexuales, más hiperactividad. También se estudiaron los rasgos de personalidad de unos y otros y no encontraron ninguna diferencia. La única distinta encontrada fue que la edad de la madre en el momento del nacimiento del paciente era sensiblemente inferior en el caso de los anoréxicos. Es un hecho difícil de interpretar.

Se realizó un segundo estudio que se llevó a cabo en el St. George Hospital de Londres en 1986 y se compararon 36 varones anoréxicos con 102 mujeres anoréxicas. Se llegó a lo siguiente:

SEMEJANZAS

-          Fobia ante el peso

-          Ideal de delgadez

-          Edad media de inicio del trastorno

-          Clase socioeconómica de procedencia

-          Características del peso previo

-          Duración de la enfermedad en el momento de la consulta

-          Seguimiento de dietas de adelgazamiento

-          Orden en la familia, número de hermanos

-          Tipo de relaciones infantiles con compañeros/ as

-          Actividad sexual premorbida

-          Rendimiento académico

-          Enfermedades mentales en los padres

-          Trastornos de peso en la familia

DIFERENCIAS

-          En algunos de los procedimientos empleados para luchar contra el aumento de peso, las mujeres utilizan más laxantes.

-          Los varones han practicado más deportes que las mujeres.

-          Los controles de seguimiento entre los 2 y los 20 años después de la consulta parecen señalar unos resultados más optimistas en los varones, pero sin alcanzar diferencias significativas.

Hay una aparente existencia de una proporción sexual y más concretamente de homosexualidad en los varones anoréxicos.

Hay unos  rasgos de personalidad marcados en el pacientes como el perfeccionismo, afán de superación, ciertos rasgos obsesivos, con tendencia a la rigidez y la intelectualización, rasgos que encontramos en los TCA de varones y mujeres pero más en los hombres (Serna, 1996)

 

En la práctica clínica se observa que los varones anoréxicos mas que "estar delgados" desean " no estar gordos", por eso se preocupan por conseguir una cierta musculatura para " impresionar a las chicas". Además los varones adolescentes experimentan mucha mayor presión social hacia el ejercicio físico intenso, asumiendo y practicando lo que se ha denominado " fisicalidad".

En definitiva, mientras que las chicas adolescentes, a la vez de perseguir la delgadez, se preocupan por la forma de vestir, la cosmética, la peluquería, el uso de la bisutería/joyería... los chicos adolescentes se dedican, preferentemente a la construcción y moldeamiento de su cuerpo.

Cabe destacar en el tema de los varones anoréxicos el uso de esteroides anabolizantes. Estos productos, derivados de la testosterona, fueron administrados a soldados alemanes durante la segunda Guerra Mundial. Así se pretendía incrementar su agresividad y su "espíritu de lucha". Probablemente fue esta la primera aplicación de estas sustancias al margen de la clínica médica. A raíz de esto fueron los deportistas los que comenzaron a ingerir esteroides para desarrollar el tejido no graso y aumentar la potencia muscular.

Pero los anabolizantes además de producir estos cambios en la persona tienen muchas consecuencias negativas, como producir quistes hepáticos, reducir la variedad de colesterol protectora, disminuir la producción de espermatozoides y el tamaño de los testículos, reducir la producción de hormonas sexuales (en ambos sexos), etc.

Afortunadamente, el consumo de anabolizantes todavía no es práctica difundida entre los adolescentes que toman habitualmente estimulantes y anabolizantes para mejorar su musculatura y su rendimiento deportivo.

En varones el trastorno endocrino, que en las mujeres provoca amenorrea, provoca  pérdida de interés y de la potencia sexuales. Si el inicio tiene lugar antes de la pubertad persisten los genitales infantiles.

Alteraciones del metabolismo periférico de la hormona tiroidea, anomalías en la secreción de insulina y concentraciones altas de hormonas de crecimiento y cortisol.

 

La densitometría, útil en varones con anorexia de larga duración

La densitometría ósea es una prueba que se debe tener en cuenta en los adolescentes varones con anorexia nerviosa de más de un año de evolución. Un estudio del Hospital Clínico de Barcelona sobre este grupo de pacientes ha demostrado que la desnutrición de larga duración y la deficiencia hormonal que lleva aparejada provocan una pérdida de masa ósea que, si se trata precozmente, es, al menos en parte, reversible.

La densitometría está indicada en adolescentes varones con anorexia nerviosa de más de un año de evolución porque permite detectar la pérdida de masa ósea en el momento del diagnóstico y observar si ésta se recupera con la terapia, según se desprende de un estudio de los servicios de Psiquiatría y Psicología Infantil y Juvenil, Medicina Nuclear y Endocrinología del Hospital Clínico de Barcelona, que publica la revista "Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psichiatry" en su último número.

El trabajo, sobre una muestra de 20 adolescentes varones, se centró en ampliar el conocimiento sobre las repercusiones óseas. Según ha informado a DM Josefina Castro, coordinadora del programa de anorexia del centro, para determinar la pérdida de masa ósea se realizaron mediciones de la densidad mineral en el momento del diagnóstico y transcurrido un tiempo de tratamiento desde la primera prueba.

La experiencia permitió observar que los pacientes varones con anorexia tienen reducida la masa ósea respecto a los adolescentes de la población general y sufren, además, una deficiencia hormonal que afecta de forma negativa al metabolismo del calcio y los huesos.

Comparando a los 20 jóvenes se llegó a la conclusión de que, al igual que sucede en el caso de la anorexia nerviosa femenina, la variable que en mayor medida determina directamente la pérdida de masa ósea es la duración de la enfermedad. También se comprobó que si los pacientes lograban recuperar totalmente el peso y la función hormonal presentaban un incremento de la densidad mineral superior a la normal, compensando así, al menos en parte, la pérdida inicial debida a la malnutrición sostenida.


"Dado que mientras que el adolescente no se recupera del todo continúa perdiendo masa ósea, se hace evidente la importancia de detectar de manera temprana la enfermedad y realizar un seguimiento posterior para conseguir alcanzar un peso y una función hormonal normal durante la adolescencia", ha declarado Castro.

Ha recordado que la densidad mineral de los huesos, que deja de crecer al finalizar la adolescencia, es la misma durante toda la vida, por lo que, cuanto mayor sea, en mejores condiciones óseas se afrontará la etapa adulta y la vejez.

La importancia del trabajo, según ha apuntado Castro, reside en que el colectivo de varones con anorexia, que representa el 10 por ciento del total, está muy poco estudiado. La mayor parte de trabajos relativos a las causas y consecuencias de la enfermedad se refieren a pacientes femeninas adultas con alto desarrollo de la enfermedad. En la mayor parte de casos desarrollan a corto plazo osteopenia y a largo, osteoporosis, que aumenta el riesgo de fracturas.

 

Volver


Anorexia    Bulimia    C. Compulsivo   Ansiedad    T.Obsesivo   Obesidad    Consulta Psicológica   IMC