TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO                        Consulta Psicológica 


Anorexia    Bulimia    C. Compulsivo   Ansiedad    T.Obsesivo  Obesidad    IMC Violencia de Género  Trastornos sexuales


Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) : Criterios Diagnósticos según las Clasificaciones Internacionales

Para efectuar el diagnóstico de Trastorno Obsesivo-Compulsivo, los especialistas se basan en los criterios diagnósticos del DSM-IV o del CIE-10, dos clasificaciones de las enfermedades consensuadas por especialistas de diferentes nacionalidades y reconocido prestigio.

Recuerde, no obstante, que usted no puede, ni debe, auto-diagnosticarse. Sólo un profesional de la salud experto está en condiciones de hacerlo con rigor y fiabilidad. Cuando una persona está preocupada por su salud o normalidad suele identificarse con síntomas o enfermedades que no tiene, o confundirlos con otras posibles.



CRITERIOS DEL DSM-IV PARA EL DIAGNÓSTICO DEL TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO. Fuente AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION


A. Se cumple para las obsesiones y las compulsiones:

Las obsesiones se definen por 1, 2, 3 y 4:

1. pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
2. los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real
3. la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos
4. la persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)


Las compulsiones se definen por 1 y 2:

1. comportamientos (p. ej., lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones) o actos mentales (p. ej., rezar, contar o repetir palabras en silencio) de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente


2. el objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos


Obsesiones y neurosis

La neurosis es una alteración mental caracterizada por la presencia de una alto grado de ansiedad.  

Las neurosis son reacciones inadecuadas a las causas de estrés.

El miedo y las obsesiones, relacionadas con factores conflictivos personales o ambientales, dominan al afectado y le provocan un verdadero sufrimiento psíquico.

Si bien es cierto que todas las personas sufren miedos y obsesiones en mayor o menor medida, la mayor parte de la gente consigue dominarlos sin que afecten en demasía su actividad diaria ni su estructura mental.

No obstante en algunas personas predispuestas, la ansiedad adquiere una intensidad considerable y llega a marcar sus pensamientos y su comportamiento. 

Existe cierta predisposición a sufrir una neurosis en las personas hipersensibles, con una emotividad superior a la normal, por lo general con un acusado sentido de culpabilidad, y que se sienten muy afectadas por las tensiones emocionales y por los hechos impactantes, como disgustos, peleas o accidentes, o por hechos o circunstancias banales a los que ellos otorgan mayor importancia de la que en realidad tienen y que les causan una fuerte alteración psicoemocional.

Causas por lo general, una neurosis se desarrolla o parece en un individuo debido a situaciones o hechos que crean en él fuertes tensiones emocionales, pero casi siempre a esto se suma una cierta predisposición caracterológica. Esta comprobado que la emotividad exagerada se puede adquirir a traves de la educación de unos padres también muy emotivos. El individuo crece y se educa en un ambiente familiar proclive a las reacciones neuróticas ante situaciones tensas y/o emotivas y, por imitación subconsciente de los comportamientos paternos, se desarrolla de este modo una personalidad potencialmente neurótica, que se desencadenará de fuerte tensión emocional.

Tipos Existen diversos tipos de neurosis, pero de ellos cabe destacar los más frecuentes. Las fobias consisten en un miedo desproporcionada a determiadas situaciones, com el miedo a la oscuridad, a los espacios abiertos (agorafobia) o a los lugaes cerrados (claustrofobia); también, el miedo a determinados objetos, de hecho inofensivos, y a algunos animales (gatos, arañas o pajaros).

La persona afectada se da cuenta y acepta de modo racional la inocuidad del objeto de su miedo insuperable a estar enfermo, cree padecer enfermedades imaginarias y se preocupa de un modo obsesivo por su salud, más allá de todo razonamiento.

Las neurastenias, en las que el individuo muestra una fatiga y una debilidad crónica, y una irritabilidad continuada.        La neurosis de ansiedad se presenta en aquellas personas que manifiestan una continuada sensación de exaltación física y psíquica, que puede ser tolerada y deseada por el sujeto casi como forma habitual de vida, hasta que, al ocurrir algún suceso que les produce una tensión emocional añadida, la ansiedad se hace insoportable. La neurosis histérica es una forma de neurosis en la que el paciente puede sufrir sonambulismo, amnesia, parálisis o anulación de algunos sentidos (ceguera o sordera histérica), de forma temporal e impredecible, sin que exista ninguna lesión orgánica que lo justifique. En estos casos, las cosas ocurren como si el subcosnsiente del individuo actuara para defenderse de una situación insoportable, negandose a ver, oír o sentir aquello que le resulta doloroso.

Obsesiones. Las obsesiones constituyen una forma especial de neurosis. La neurosis obsesiva consiste en la formulación de un pensamiento que se presenta de forma repetitiva y persiste, sin que el individuo pueda apartarlo de su mente. El pensamiento obsesivo puede adoptar diferentes formas.

La duda obsesiva aparece cuando el individuo no puede convencerse de haber realizado un acto determinado, tal como cerrar la llave del gas o la puerta del piso, y de forma reiterada se siente obligado a cerciorarse de ello una y otra vez.

El pensamiento obsesivo es aquel en el que la persona afectada realiza un discurso interminable, y con frecuencia cíclica, de forma reiterada, sin que ello le permita llegar a ninguna conclusión práctica ni desviar su atención del tema, el que le impide concentrarse en otros pensamientos o acciones. Cuando el individuo afectado se halla en un estado depresivo, con frecuencia los pensamientos obsesivos giran en torno al tema de la muerte y del suicidio.

Compulsiones. La compulsión es un acto que se realiza con frecuencia y de manera repetitiva, a modo de ritual, con el fin de reducir la tensión emocional y aliviar la ansiedad. En muchas ocasiones, los actos compulsivos son, en sí, actos normales y habituales, como el hecho de lavarse las manos o de colocar en orden los objetos que se hallan encima de una mesa, pero lo que los convierte en compulsión es el hecho de de presentarse de forma reiterada, con una frecuencia anormal, y que sean vividos por el sujeto como algo cuya realización es ineludible.

 

Tipo de neurosis

Características

Neurosis de angustia

Angustia episódica difusa en :

 

Ataques; molestias somáticas

 

Parestesias, mareos y pesimismo

Neurosis fóbicas

Miedos intensos irracionales

 

Hacia objetos o situaciones;

 

Ataques de angustia que pueden

 

Coincidir con síntomas físicos

Neurosis

Pensamientos persistentes de

Obsesivocompulsivas

Contenido angustioso y actos

 

Incontrolables, se nota depresión

 

y sentido de culpa

Neurosis depresivas

Autocrítica excesiva en forma

 

Episódica, disminución de la

 

Confianza y de la autoestimación

 

se acompaña de molestias físicas

Neurosis neurasténicas

Debilidad, fatigabilidad, con un

 

Bajo grado de autoestimación

Neurosis de

Sentimientos de irrealidad y de

Despersonalización

Extrañeza hacia determinadas

 

Partes del cuerpo, hacia sí mismo

 

y hacia el ambiente, se pueden

 

Presentar episodios de pánico

Neurosis hipocondríacas

Preocupación con respecto a los

 

Procesos orgánicos, acompañados

 

de quejas múltiples de tipo físico,

 

es común la depresión

Neurosis Histérica

 

Tipo conversivo

Parálisis paradójicas, crisis

 

Convulsivas, diferencias sensoriales

 

y dolor; viven una actitud de

 

Indiferencia.

Tipo disociativo

Alteraciones de la conciencia y del

 

Sentido de identidad, la angustia

 

No es evidente.

Comportamiento de las personas que sufren de neurosis.

Muy a menudo la enfermedad incluye angustia y una exageración o hiperactividad de los mecanismos que emplea el paciente comúnmente para resolver su angustia y estres; la forma que adoptan los episodios neuróticos, corresponde a la personalidad del individuo que los sufren .

Cuadro clínico del paciente con neurosis

El cuadro clínico puede ser diverso, pero se caracteriza por dolor de cabeza, voluntad débil, perdida de las ganas de trabajar y sueño alterado. Muchos hombres y mujeres que padecen de estos síntomas, realizan su trabajo diario y cuando acuden al médico no se les encuentra lesión alguna. La personalidad mental de los neuróticos sufre una serie de reacciones nerviosas muchas veces silenciosas, suscitadas por el ambiente que lo rodea.

Tratamiento. Casi todas las personas tienen un comportamiento neurótico en algún aspecto de su conducta: el orden o la limpieza exagerados, la preocupación excesiva por la salud o la alimentación, la tendencia a preocuparse, y a polarizar la atención en ciertos hechos o circunstancias, entre otros. El problema se presenta cuando la neurosis alcanza tal grado de desarrollo que imposiblita al afectado para realizar los actos cotidianos más habituales, o bien cuando compromete su relación y convivencia con otras personas; en tal caso, es aconsejable que se someta a tratamiento.

En principio, casi todas las neurosis responden bien a un tratamiento. Este se orienta sobre todo a reducir el grado de tensión emocional de la persona afectada, enseñándose a relajarse y a adoptar actitudes constructivas. Asimismo, puede ser útil la administración de medicamentos sedantes o ansiolíticos, y una psicoterapia.

En casos de trastorno grave esta indicada una hospitalización y la atención de un psiquiatra.

Un método apropiado es la psicoterapia ya que el hecho de llegar a conocer y a comprender la influencia que algunos acontecimientos de su vida pasada, no muy aclarados, han tenido sobre la personalidad del paciente un importante resultado, le da a éste una oportunidad para desarrollar soluciones más flexibles y maduras frente a los conflictos que se le presentan.

La terapia situacional ha resultado efectiva para el tratamiento de neurosis monosintomáticas, especialmente las de tipo fóbico.

 El método de persuasión, que convenciendo al paciente de que su enfermedad no es grave puede curarse.

Muchos otros casos solo pueden curarse con un cambio de ambiente, descanso y un régimen de comidas apropiado. El aire libre, paseos que no ocasionen fatiga y acostarse temprano, son métodos muy saludables.

Volver


Anorexia    Bulimia    C. Compulsivo   Ansiedad    T.Obsesivo    Obesidad    Consulta Psicológica   IMC